Jueves 23 de noviembre de 2017 10:38 am
NOTA DE LA SEMANA

Disparo en la rodilla

Alejandra Barrales
presidenta nacional del PRD

VyV. Después de los sismos del 7 y 19 de septiembre, ¿solo se cimbró la tierra o también la política? Tras el primer movimiento, López Obrador salió a decir que Morena donaría el 20 por ciento del financiamiento de campaña de 2018 para apoyar a los damnificados. Y luego del sismo del 19 vino una especie de competencia para ver qué partido donaba más. ¿Qué pasó, por qué la competencia?

AB. Después de la tragedia, de los dos eventos, se movieron muchas cosas en México; se puso en evidencia el agotamiento estructural del país y de la Ciudad en muchos sentidos, se puso en evidencia el agotamiento de un régimen que hemos venido denunciando y por supuesto también se expuso el agotamiento de la política nacional ante los ojos de los ciudadanos.

Esto confirmó la urgencia de ir no solamente a la conformación de un nuevo régimen y a la necesidad de reinventarnos como país, sino a reconocer que la clase política también tenemos la necesidad de reconstruirnos.

Nosotros no entramos en una competencia, por eso cuando en el prd planteamos renunciar al cien por ciento de las prerrogativas, lo que decimos de fondo es que estamos dispuestos a reinventarnos, que es importante escuchar a la gente y ser sensibles y receptivos a sus demandas, que el malestar y el enojo que se vive en estos momentos sirva para que la clase política se renueve, que en el partido nos reinventemos para poder atender no solo este tipo de tragedias, sino todas las demandas que la gente está planteando.

VyV. No estaba claro si el PRD aportaría algo a los damnificados. Hace unos días se supo que habían aprobado un plan de austeridad que les daría la posibilidad de aportar unos 25 millones de pesos. ¿Esta cantidad aproximada será lo que el PRD aporte o, como lo hizo el PRI, regresará lo que corresponde al último trimestre del financiamiento de 2017, o algún porcentaje de lo que toca para 2018?

AB. Tenemos claro que no hay condiciones para que el dinero de las prerrogativas a los partidos se le quede al gobierno, no hay confianza. Tenemos elementos para no confiar en ellos, ahí están expuestos los casos de los gobernadores a quienes se les persigue por acusaciones de desvío de recursos de sus gobiernos a su partido, al PRI.

Eso no quiere decir que no hagamos esfuerzos para contribuir y ayudar a la gente que por estas tragedias lo necesita. Lo estamos haciendo, presentamos nuestro plan de ahorro y ahora estamos en el proceso de ir reuniendo el recurso que mencionan ustedes. ¿Cómo?, la sede nacional regresa a la calle de Monterrey para ahorrarnos el arrendamiento del inmueble de Benjamín Franklin; se disminuirá en un 60 por ciento la planta de colaboradores de honorarios y se suspenderán todos los gastos de representación, viáticos y uso de teléfonos celulares.

VyV. Para que les crean se van a disparar en el pie, se van a quedar sin nada.

AB. Nos estamos apretando el cinturón.

VyV. Es una extraña forma de buscar que les crean…

AB. De lo que se trata es de demostrarlo con hechos, poner sobre la mesa nuestro resto para confirmar que sí estamos dispuestos a reinventarnos.

VyV. Hacer política sin dinero es algo que el PRD no sabe y los otros políticos tampoco, ¿cómo le van a hacer?

AB. Nadie quiere eso; sin embargo, si pierdes la confianza de la gente, pierdes todo. Hoy algunos partidos políticos tienen dinero, que es importante, pero ninguno puede decir que tenga la confianza de la gente. Ese es el problema de fondo.

VyV. Estos 25 millones de ahorro, si no quieren entregarlos por intermedio de la Secretaría de Hacienda al gobierno, ¿irán a un fideicomiso, por ejemplo?

AB. Es una alternativa. Lo que pensamos como primera coincidencia fue no ponerlo en manos del gobierno y abrir una cuenta específica donde depositar ese recurso; podría ser también un fideicomiso. Ahora estamos pensando en un Fondo para la Reconstrucción Nacional vigilado por ciudadanos.

VyV. En esta iniciativa del fondo van con el PAN. AB. Vamos todos los del Frente Ciudadano por México (PAN-PRD-MC). La idea del Frente es reconocer ese fondo como de reconstrucción y ahí ir dirigiendo el recurso para no ponerlo en manos del gobierno. Esto no quiere decir que el gobierno no deba cumplir su tarea respecto a ese fondo, el gobierno se tiene que involucrar, pero que haya una contraloría ciudadana es diferente a que los recursos que se logren juntar sean administrados directamente por el gobierno.

VyV. A ese fondo se irían estos 25 millones. ¿Tienen calculado en qué tiempo juntarían esa cantidad?

AB. Estamos trabajando a marchas forzadas para reunirla. Al día siguiente de hacer el anuncio, lo presentamos al Comité Ejecutivo; desde luego que ha habido las resistencias naturales pero estamos trabajando para avanzar lo más pronto que se pueda.

VyV. ¿Y sobre la eliminación total del financiamiento público a los partidos?

AB. Estamos dispuestos a discutirlo, pero lo que decimos es hagámoslo. Lo más importante para nosotros no es quitarles el recurso a los partidos, nuestros objetivos son dos: uno, recuperar la confianza de la gente, y dos, abaratar el costo de la política. Tenemos que entrar en el debate para reconocer que las campañas y la política en México son de las más caras del mundo. La idea es discutir lo que más le conviene al país. No se trata de direccionar la demanda a algún partido o de dispararnos en el pie; se trata de ponernos a la altura de todos, reconocer la demanda de los ciudadanos, ganarnos nuevamente su confianza y costarle menos caro a la gente.

VyV. No solo coincidieron en ese tema con el PRI, ustedes mismos, el Frente, presentaron una iniciativa constitucional para eliminar el cien por ciento del financiamiento público a los partidos. Nos imaginamos que antes de presentar esa iniciativa analizaron los pros y los contras, así como las consecuencias de que llegue a aprobarse.

AB. Hicimos esa revisión y sabemos que no es sencillo. Pongo como ejemplo la experiencia del PRD: nacimos sin recursos, nacimos a contracorriente y nuestra fortaleza venía siendo siempre la confianza de la gente. A eso le apostamos.

VyV. ¿A buscar el agrado y confianza de la gente a costa de correr el riesgo de que se filtre dinero de probable procedencia ilícita o recibir recursos de intereses económicos que después cobren el favor?

AB. En mi experiencia como legisladora, cuando presentas una iniciativa difícilmente sale tal cual, lo que haces es abrir la discusión, escuchar a los directamente involucrados. Hoy tenemos muchos especialistas en estos temas que, aun sin abrir el espacio formal, han estado opinando, y estoy segura de que estarían dispuestos a participar en la discusión para buscar lo que más nos convenga como país. Hay que discutir cómo se puede garantizar el origen lícito de los recursos. Hoy no está abierto el financiamiento privado, por lo menos no en el nivel que se está planteando, pero eso tampoco nos da la certeza de que el recurso que está llegando no tenga un origen ilícito o no responda a intereses diversos.

Ese es el tipo de discusión que queremos que se dé, tenemos que formular la mejor manera de darnos las garantías que necesitamos.

VyV. Dentro de esa iniciativa plantean que los tres niveles de gobierno se unan al ahorro y reduzcan gastos de representación, seguros de gastos médicos, etc.

¿Esta propuesta es extensiva al Legislativo?

AB. Nosotros, los partidos del Frente, hicimos lo propio en nuestros partidos para tener la autoridad suficiente y poder hacer este llamado al gobierno, porque es ahí donde está el impulso importante, es ahí donde está el presupuesto más grande. Lo que tenemos los partidos es menos del uno por ciento del presupuesto federal, de tal manera que si el gobierno hiciera el mismo esfuerzo de ahorro y reducción en esos gastos, tendríamos más recursos para apoyar de mejor manera a todos los damnificados. Esto es lo que viene, ojalá que podamos dialogarlo con el gobierno. Ahora, si eso no es así, la elaboración del presupuesto abre una posibilidad inmediata para entrar en la discusión. Por supuesto que este ahorro también tendría que hacerse en las cámaras y en el Poder Judicial.

VyV. El coordinador de los diputados del PRD en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, calificó de “irracional” la propuesta de cero financiamiento público a los partidos. Si eso piensa el interlocutor con los legisladores, ¿no crees que se podría dar un choque que retardara o frenara la negociación?

AB. En el PRD somos un partido plural en que nos expresamos con libertad. No nos sorprende que haya voces que opinen diferente, es nuestra naturaleza. El tema se discutió lo más que se pudo, sin tener que llegar a una votación; lo que te puedo decir hoy es que hay consenso respecto a esa iniciativa.

VyV. Está además la propuesta del Partido Verde de volver a la compraventa de tiempo en televisión y radio para publicidad y propaganda político-electoral, ¿ustedes comparten ese planteamiento?

AB. Cuando proponemos renunciar al financiamiento público es partiendo de la base de que los tiempos de radio y televisión no se tocan. Tener garantizados los tiempos del Estado es la única forma de dar la batalla en relativa equidad, por lo menos en ese aspecto.

VyV. No estaría a discusión.

AB. Todo se puede discutir, pero regresar a ese esquema tal cual, definitivamente no.

VyV. ¿Qué opinas de la propuesta del PRI de que para ahorrar dinero se elimine a los diputados plurinominales federales y locales?

AB. Si se trata de costarle menos a la ciudadanía, hay que discutirlo. Aunque en todo caso, lo que nosotros plantearíamos es la reducción del número de legisladores en el Congreso. Sí estamos a favor de disminuir el número de legisladores pero no necesariamente de que desaparezcan los plurinominales. Estamos abiertos a entrar en la discusión de si lo que más conviene es que desaparezcan los representantes de las minorías y no en general bajar el número de legisladores estando presentes los plurinominales.

VyV. Entonces no estás de acuerdo en que se termine con los pluris.

AB. Es que hay que replantearlo, por ejemplo, lo que nosotros decimos es que suceda como en otros países, cuando votas por los plurinominales conociendo quiénes son, cuando abres las listas. Pareciera que en este país, no en todos los casos aunque sí en muchas ocasiones, los plurinominales son las listas de los impresentables, de la gente que no puedes poner en una boleta; si no, pregúntenle al PRI, todos sus plurinominales son impresentables.

VyV. Tú has sido plurinominal…

AB. Prácticamente todos mis cargos han sido por mayoría. Hoy soy la senadora que tiene mayor número de votos en todo el Senado.

VyV. Pero sí has sido plurinominal.

AB. Sí, la primera vez que fui diputada, fue por la vía plurinominal.

VyV. ¿Te dio pena?

AB. Ninguna, al contrario, yo tenía una condición de mucha fama pública, de muchos eventos. Por eso digo que no para todos, pero sí para un gran número de legisladores, la lista es la única forma en que pueden entrar a una Cámara, porque saben que nunca ganarían una elección.

VyV. Hablas de la apertura a discutir todos estos temas, pero también tienen los pendientes del Frente. Tenemos entendido que hay que cubrir tres etapas y apenas van en la primera, faltarían el proyecto y la coalición. ¿Hay suficiente tiempo para discutir y atender todo con el proceso electoral iniciado?

AB. Nos tenemos que dar el tiempo, sabemos que no es fácil y que no hay suficiente tiempo pero, en general, todos en este país desde hace mucho hemos venido dejando lo más importante para después, siempre hay algo en la agenda, en el momento. Todo esto es muy importante y no podemos dejarlo para después ni dejar de discutirlo.

Este es el momento, hay que aprovechar todo lo que surgió a partir de la tragedia para buscar un verdadero cambio de régimen. Mucho de lo que está pasando hoy en política, en economía, en seguridad, es a causa del agotamiento de una forma de hacer política en el país, y tenemos que abrir el espacio para revisar de qué modo cambiarla.

En el Frente lo que planteamos no es sólo juntarnos para ganar la Presidencia. Nuestro planteamiento es cambiar el régimen, empezar a abrir la posibilidad de materializar los gobiernos de coalición por primera vez y hacer menos fuerte el presidencialismo. No se trata de una revolución ni mucho menos, sino de generar en equidad la toma de decisiones y la corresponsabilidad de las mismas, porque es la única alternativa para que el país pueda salir adelante.

VyV. ¿En estos pendientes del Frente ya tienen avances sobre cuál será el método para elegir al candidato a la Presidencia?

AB. Todavía no estamos en la ruta del método, no ha sido fácil comunicarle a la gente que si nosotros pretendemos hacer algo diferente, como es este planteamiento del cambio de régimen, y no solo ganar la Presidencia, necesitamos actuar de manera diferente y esto nos obliga a no hacer lo que todos hacen o lo que nosotros mismos hicimos durante muchos años. Por eso nos planteamos esas tres etapas. La primera fue el registro, que ya está.

La segunda la vamos a iniciar en esta semana, el jueves 20 tendremos nuestro primer foro con asociaciones de la sociedad civil, intelectuales, sindicatos, empresarios, y a partir de estos foros se irá conformando el proyecto de qué es lo que proponemos desde un gobierno de coalición, por qué proponemos que el presidente del Senado dure seis años y el de la Cámara de Diputados dure tres, por qué la figura de un jefe de gabinete, por qué ratificar al gabinete, etc., ir explicando los qués y los cómos.

La tercera etapa, que además tiene fecha para hacerlo, tendría que ser nuestra conformación como una coalición electoral. A la hora de registrarnos como coalición electoral ya tendríamos que ir perfilando el método de elección de candidatos, y cuando perfilas el método en muchas ocasiones ya estás perfilando a los candidatos, porque se ponen las características o el perfil que se requiere que tengan. Es probable que a principios de noviembre ya estemos abordando esa tercera etapa. Los acontecimientos retrasaron la dinámica, la agenda, viendo la situación de urgencia decidimos retrasar los trabajos para la realización del proyecto.

VyV. Se están organizando estas mesas de trabajo para la creación del proyecto, pero cuando hay que tomar decisiones, ¿quiénes se sientan a la mesa, solo ustedes tres presidentes de partido, tú, Ricardo Anaya y Dante Delgado, o cada uno lleva a algún representante de sus órganos internos y corrientes?

AB. Nos sentamos los tres presidentes pero constantemente estamos interactuando con los diferentes órganos de cada partido, el Comité Ejecutivo, las comisiones políticas, cada uno tiene diferentes figuras. Cada uno definimos quiénes están en las mesas, a quién le tomamos opinión, etc. Creo que lo que ha ayudado al Frente es que somos respetuosos de la dinámica interna de cada partido; la figura institucional es clara, hay un presidente, un Comité Ejecutivo, y esa es la dinámica que nosotros tomamos.

VyV. Ustedes son los interlocutores principales, ¿pero quién los vigila a ustedes? Se habla de aspiraciones personales, muy válidas, tanto de Ricardo Anaya como de Alejandra Barrales, para una candidatura.

AB. Lo más importante es sacar adelante el Frente, porque es la herramienta que va a permitir ese cambio de rumbo. Esto nos obliga a poner por delante el interés del Frente, aun por encima de las aspiraciones personales por muy legítimas que sean. Esto quiere decir que primero vamos a definir el proyecto y después entraremos a la discusión de las candidaturas; ahí es donde entrarían las aspiraciones que alguno de nosotros pudiera tener.

¿Qué característica y qué condición le estamos poniendo a todo el que quiera venir al Frente?, porque aquí cabe todo mundo, todo el que esté dispuesto a buscar el cambio de rumbo. Para estar en el Frente necesitas aceptar que vienes como integrante, aquí no hay precandidatos, no hay dados cargados ni nadie lleva mano por ser el partido grande o el mejor posicionado. El otro requisito que pedimos es que puede ser que se llegue a una candidatura, está bien, pero si no, el compromiso es seguir apoyando el esfuerzo del Frente. Lo que no queremos es lo que se ha venido dando, que cuando algún aspirante no se ve favorecido se sale de su partido descalificando el proceso.

VyV. De ser el caso, ¿cómo piensan abordar esa situación en el Frente? No deberían ser juez y parte ni de sus partidos ni del Frente. ¿Se pondrán candados, una cláusula?

AB. Hay tiempos, más que de cláusulas es un asunto de congruencia. Todo lo que hemos dicho y hecho es público, vamos a demostrar con hechos que hay congruencia entre lo que decimos y lo que hacemos. Estaremos a prueba todos, incluso los que acusan o descalifican al Frente.

VyV. ¿Cómo harán para seleccionar a los candidatos a otros cargos de elección popular, diputados federales y locales, senadores, gobernadores, presidentes municipales, regidores y síndicos municipales?

AB. No sabemos si vaya a ser un asunto que se replique a nivel nacional, lo ideal sería que eso pudiera suceder. De hacerse, desde luego que no será sencillo porque son más de tres mil cargos y se tendría que ir revisando y analizando entidad por entidad y circunstancia por circunstancia, pero la intención está.

VyV. Si la alianza entre PAN, PRD y MC no se concretara, ¿hay un plan B?

AB. En el PRD la mayoría de las veces hemos transitado en la adversidad, sin dinero, con todo en contra, así que ningún escenario nos espanta. Estamos trabajando para que el plan A, el del Frente, sea el plan de todos los mexicanos en 2018. Tan es así, que vinimos a mover el tablero y quienes estaban frotándose las manos porque pensaban que iba a ser una contienda entre dos, pues aquí nos tienen, dando la batalla.