img

El fantasma en Palacio

Parafraseando al clásico: un fantasma recorre los pasillos de Palacio Nacional, el riesgo de perder la mayoría absoluta en una o las dos cámaras del Congreso de la Unión.

Ese fantasma si los espanta, porque puede adquirir cuerpo el domingo 2 de junio y arruinar el sueño de una larga vida de la 4T. De perder Morena la mayoría absoluta volveremos al gobierno dividido, como lo tuvimos de 1997 a 2018. Ese fantasma los espanta porque obligaría a su candidata presidencial, en caso de resultar presidenta, a un giro de 180 grados en sus planes.

Si la ausencia de mayoría absoluta es solo en el Senado, como ocurrió entre 1997 a 2000, la aprobación de los presupuestos anuales de egresos (PEF) estará en entredicho, porque la Ley de Ingresos y la llamada Miscelánea Fiscal, también anuales, deben aprobarse por ambas cámaras, situación que otorgaría a las oposiciones un considerable poder de negociación. Lo más importante sería que el Ejecutivo y su partido ya no podrían aprobar leyes solo con los votos de sus legisladores y los de sus aliados.

Pero si la ausencia de mayoría del partido gobernante ocurre en San Lázaro, aunque la tuviese en el Senado, Morena y la eventual presidenta estarán metidos en un problema. Para tener la aprobación del paquete económico (PEF, Ley de Ingresos y Miscelánea Fiscal) de los ejercicios fiscales 2025, 2026 y 2027 tendrán que dialogar y negociar con las oposiciones. No es algo imposible. Pero hacerlo después de injuriar durante casi 3 años será un poquito más complicado que en el pasado.

Tengo para mí que ese fantasma es el que no deja dormir al inquilino de Palacio Nacional, y lo que explica su proclividad a lanzar, con el pretexto o motivo que sea, insultos a opositores y periodistas, así como a impulsar todo tipo de ocurrencias, para ser aprobadas por los legisladores de su partido y aliados, como es el caso de la reforma en materia de pensiones, para que el gobierno pueda carrancearse los ahorros que miles de trabajadores tienen en las AFORES, el IMSS, el ISSSTE y el INFONAVIT.

Presentada con mano de gato, la iniciativa presidencial, aprobada el lunes 15 en comisiones en San Lázaro, autoriza al gobierno a incautar los ahorros de los trabajadores que habiendo cumplido 70 años no se hayan jubilado ni reclamado la devolución de su dinero. Esos ahorros que son propiedad de los trabajadores, cuyo monto total se estima entre 40 mil a 70 mil millones de pesos, irán a parar a un fantasmagórico “Fondo de Pensiones para el Bienestar” (FPB), que no existe.

El presidente y los voceros de Morena afirman que el dinero que se quieren carrancear lo van a usar para otorgar una pensión mensual igual a su último salario a todos los que se jubilen a partir de que exista el FPB. Eso no es cierto. Es falso que por esa reforma la pensión de cada trabajador será igual a su último salario. Hay otra iniciativa presidencial para que el máximo de pensión que podría otorgar el FPB será de alrededor de 16,600 pesos. Esa iniciativa es de orden constitucional y está congelada en la Cámara de Diputados. Es decir, hoy en día no existe el Fondo de Pensiones y es falso que cuando exista pagará pensiones del monto que ofrece el presidente y sus voceros.

Algunos críticos afirman que el presidente se quiere carrancear ese dinero de los trabajadores para completar lo que le falta para terminar sus mega obras, como la refinería en Dos Bocas y el tren maya. No creo que los quiera para eso, porque ya no le da tiempo y además no le alcanzaría para pagar lo que les falta en ambas obras.

Creo que esa reforma es propaganda electoral. O sea, puro engaño. Si no lo fuera, bastaría con establecer en la ley que los ahorros existentes en las AFORES de trabajadores que fallezcan sin haberse jubilado y que no cuenten con beneficiarios, una vez que se haya probado de manera indubitable el fallecimiento del titular y la inexistencia de los segundos, pasarán al FPB, cuando exista. Pero si el carranceo no fuera suficiente, alguien cambió el dictamen en San Lázaro, ¡para suprimir lo que diputados de Morena habían propuesto adicionar! Por ese hecho deberá esperar a la semana próxima.

Por lo acontecido en San Lázaro esta semana, me queda claro que a Morena no le interesa la reforma de pensiones, lo que quieren es hacer propaganda electoral. Por eso cada día el presidente le sube el volumen a la mañanera. Y si estoy equivocado, que alguien me explique para qué tanto brinco si las encuestas que pagan en Palacio Nacional y en Morena les dan una ventaja -que ellos dicen- “irremontable”.

Sígueme en: www.vozyvoto.com.mx


img

Jorge Alcocer V.

Director fundador de Voz y Voto. 

Articulos relacionados

img
img

Un nuevo paso

Desde su aparición en el escenario político mexicano, los tribunales electorales locales del país han sido actores fundamentales en la construcción del régimen democrático.

img

Control y equilibrio

La crisis de la democracia –y por tanto de sus riesgos– son tema recurrente de la reflexión política por lo menos desde hace una década. Acaso sea más preciso hablar de las crisis y reconocer la plura...

img

Liderazgo frente a la pandemia

Mucho se habla en los últimos meses acerca de la eficaz gestión por parte de algunas mujeres lideresas para enfrentar la pandemia del Covid-19.

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588