img

Argentina 2023: el turno de las disidencias electorales

La vida política Argentina estuvo, desde mediados del Siglo XX, signada por un bipartidismo conformado por el peronismo y la histórica Unión Cívica Radical (UCR). No hubo, durante casi siete décadas, terceros partidos que lograran acceder a la Presidencia de la Nación. Desde el retorno de la democracia, 36 años corresponden a Presidentes provenientes de esos dos partidos: del Partido Justicialista (PJ) con Carlos Menem, Néstor Kirchner, Cristina Fernández y, actualmente, Alberto Fernández (más el período asignado por Asamblea Legislativa a Eduardo Duhalde) y la UCR con Raúl Alfonsín y Fernando De La Rúa.

Desde la transición (1983) recién en 2015 se produce la llegada al poder del primer Presidente, Mauricio Macri, electo democráticamente por un partido ajeno al bipartidismo tradicional, aunque su partido (PRO) conformaba una alianza electoral con la UCR. En el actual proceso de comicios 2023 ninguna de las principales precandidaturas presidenciales se encuentra encabezada por algún integrante del PJ o la UCR.

El cierre de listas para participar en las elecciones primarias (PASO), que tuvo algunos tintes cinematográficos con una revelación de última hora incluida, trajo particularidades respecto a los procesos electorales previos. Pero para contextualizar esas particularidades de estos comicios debemos revisar un poco la historia.

En la Argentina la UCR es uno de los partidos políticos vigentes con más historia, su fundación se remonta a 1891 (en 2023 cumple 132 años). En esa etapa de cambios y movilización social, a fines del Siglo XIX también surgían partidos como el Socialdemócrata alemán y el Laborista británico. Por su parte, el peronismo tuvo su debut electoral con sellos partidarios diversos apoyando la candidatura presidencial de Juan Domingo Perón en febrero de 1946, tiempo después y quedará registrado como Partido Justicialista. Lo cierto es que ambos partidos, protagonistas del bipartidismo más importante de la historia política argentina, el cual ocupó el escenario nacional por décadas, llegan a 2023 sin presentar candidaturas presidenciales propias. ¿Por qué ocurrió esto? Por sus propias disidencias, es la respuesta corta.

Según las encuestas hay cuatro precandidaturas presidenciales con chances de ganas las elecciones. Javier Milei, con su fuerza política La Libertad Avanza está dando sus primeros pasos electorales, actualmente cuenta con representación en la Cámara de Diputados de la Nación, pero no tiene un gran desarrollo de su estructura a nivel de las provincias argentinas. Los referentes internacionales de Milei, en términos de posicionamiento discursivo e ideológico son: el ex Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el ex Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las otras tres precandidaturas a Presidente pertenecen: una a Sergio Massa del Frente Renovador, quien se postula por la alianza electoral del oficialismo, la que para 2023 ha cambiado su etiqueta electoral de “Frente de Todos” a “Unión por la Patria”. Y, finalmente, las dos precandidaturas restantes, las de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta del PRO, son por parte de la principal alianza de oposición “Juntos por el Cambio”.

La precandidatura de Sergio Massa por el oficialismo fue presentada, como se anticipó, con cierta espectaluridad y misterio. El elemento de la sorpresa de las redes sociales a horas del cierre de listas dejó fuera de juego a las dos fórmulas de precandidaturas del PJ ya lanzadas. Por el kichnerismo, se había lanzado el Ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro junto al ex Jefe de Gabinete y ex Gobernador de Tucumán, Jorge Manzur como Vice. Asimismo, por el peronismo más cercano al Presidente, se habían lanzado Daniel Scioli, Embajador en Brasil, junto a Agustín Rossi (actual Jefe de Gabinete de Ministros) como su Vice.

Los Gobernadores provinciales del peronismo no aceptaron la idea de una elección primaria entre dos postulantes del oficialismo, e instaron en varias ocasiones al Presidente para que interceda en pos de una candidatura única. La decisión de bajar ambas fórmulas y de evitar, una vez más, una primaria peronista con incertidumbre, se tomó en una mesa chica sin filtraciones al partido ni a la militancia, una receta que funcionó bien en 2015. Lo cierto es que la fórmula consagrada respetó la propuesta Rossi para Vicepresidente, aunque tuvo un reemplazo en el encabezamiento ahora ocupado por el actual Ministro de Economía, Sergio Massa.

El partido actual de Massa es el Frente Renovador, un partido fundado como lista disidente del peronismo para competir en las elecciones legislativas nacionales de 2013. Desde ese partido Massa, quien en su juventud había sido miembro de la Ucedé (partido de centro derecha liberal) compitió por la Presidencia en 2015 (en contra del PJ y de Juntos por el Cambio) y en 2019 (esa vez integrado al PJ en la alianza Frente de Todos).

Por otra parte, el PRO lleva como sus precandidaturas presidenciales a Patricia Bullrich y a Horacio Rodríguez Larreta (ambos con trayectoria previa en el peronismo), quienes completan la fórmula para la Vicepresidencia con Luis Petri y Gerardo Morales (en los dos casos dirigentes de la UCR). El PRO, como fue señalado, llegó a la Presidencia en 2015, pero vale aclarar algunas cuestiones sobre el origen de ese partido. Durante la Presidencia de Fernando De La Rúa (1999-2001) la UCR atravesó un proceso de gran tensión interna, dos referentes radicales abandonaron el partido: Elisa Carrió, quien quebró el bloque legislativo radical a fines del 2000 y fundó el partido Afirmación por una República de Iguales (ARI) y, poco después, Ricardo López Murphy, quien tras un breve paso por la cartera ministerial de Economía (Marzo de 2001) abandonó la UCR para fundar el partido RECREAR. De modo que este último partido, que nace como una disidencia electoral del radicalismo, se integrará años después a la naciente fuerza política Propuesta Republicana, el partido hoy conocido como PRO.

Hay otras fórmulas de precandidaturas presidenciales con menores chances según las encuestas, integradas por dirigentes que hicieron sus carreras dentro del PJ, como el Gobernador de Córdoba Juan Schiaretti (que lleva de Vice a Florencio Randazzo, ex Ministro del Interior de Cristina Fernández), o las del ex Secretario de Comercio Guillermo Moreno y del Secretario de Comunicación Julio Bárbaro, pero en todos los casos debieron postularse mediante sellos partidarios disidentes.

Las elecciones presidenciales argentinas de 2023, parecen ser las primeras en las que el bipartidismo tradicional (PJ y UCR) se han limitado a aportar a los compañeros de fórmula en las dos principales alianzas electorales. Parece haber llegado la hora de las disidencias, de quienes formaron parte en algún momento del bipartidismo tradicional pero que lo abandonaron.

La gran pregunta de las elecciones 2023, ¿estamos frente a un gran recambio generacional de liderazgos nacionales o, simplemente, se trata del desgaste de los partidos tradicionales? Pronto lo sabremos.


img

Facundo Gabriel Galván

Doctor en Ciencia Política. Docente en Universidad de Buenos Aires, Universidad del Salvador y Universidad Católica Argentina. Investigador del Observatorio de Reformas Políticas en América Latina.  


Articulos relacionados

img
img

Fish: el aprendiz de mago (tercera parte)

Fish (Derek William Dick) pudo sobreponerse a la ruptura con Marillion a través de la creatividad. Mientras su antiguo grupo grababa el Seasons End (1989), el cantante paria empezó los trabajos de esc...

img

Nuevas prácticas electorales

El Centro de Asesoramiento y Promoción Electoral del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (iidh-capel) está editando una serie de publicaciones1 a propósito de la crisis sanitaria que atravies...

img

Escenarios de integración

Del domingo 4 de abril al miércoles 2 de junio candidatos y candidatas a diputados federales realizarán campaña para obtener el voto ciudadano en la jornada comicial del domingo 6 de junio, día en que...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588